UN NUEVO ESTUDIO CONFIRMA QUE LA ASPIRINA AUMENTA EL RIESGO DE HEMORRAGIAS

Un nuevo estudio realizado en Reino Unido confirmó que la aspirina aumenta en alrededor del 43 por ciento el riesgo de sufrir hemorragias graves y que la eventualidad de prevenir un infarto no justifica consumir este medicamento en la ecuación riesgo/beneficio.
El estudio fue realizado por el King’s College de Londres, abarcó a más de mil personas durante cinco años y fue publicado recientemente por Journal of the American Medical Association. 
Las conclusiones indican que 250 personas participantes del estudio necesitaron tomar una aspirina diaria durante cinco años para prevenir un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.
Pero, al mismo tiempo, otras 200 personas sufrieron una hemorragia importante, equivalente al 43 por ciento más que los que no tomaron la aspirina.
El doctor Sean Zheng, investigador principal del King's College de Londres, dijo que el estudio demostró que “no hay pruebas suficientes para recomendar el uso diario de aspirina en la prevención de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y muertes cardiovasculares en personas sin enfermedad cardiovascular”.
El investigador agregó que el riesgo de sangrado severo debía explicarse a los pacientes antes de tomar el medicamento. 
El estudio demostró que “si bien las enfermedades cardiovasculares pueden reducirse en estos pacientes, también hay mayor riesgo de grandes hemorragias”, agregó. 
“Ha habido más incertidumbre acerca de lo que se debe hacer en pacientes con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y en pacientes con diabetes. Este estudio muestra que, si bien las enfermedades cardiovasculares pueden reducirse en estos pacientes, también hay mayor riesgo de grandes hemorragias”, subrayó. 
Para ver si la aspirina diaria podría beneficiar a una variedad más amplia de personas, Zheng y sus colaboradores reunieron datos de 13 ensayos clínicos en los que participaron más de 164.000 personas. La mitad tenían menos de 62 años de edad, y la otra mitad superaba esa edad. Los datos de estos múltiples ensayos mostraron que la aspirina redujo el riesgo absoluto de ataque cardiaco, ACV o muerte por enfermedad cardiaca en un 0.38 por ciento, lo que constituye un hallazgo estadísticamente significativo.
Al mismo tiempo, la aspirina aumentó el riesgo absoluto de una hemorragia grave en un 0.47 por ciento.
"En los que no tienen una enfermedad cardiovascular, este estudio muestra que realmente es una decisión individual respecto a si tomar aspirina o no", planteó Zheng.
La aspirina en dosis baja reduce el riesgo de ataque cardiaco y de accidente cerebrovascular (ACV) incluso entre los que no tienen ningún problema de salud cardiaca, reconocieron los investigadores británicos.
Pero el efecto protector "es bastante pequeño", y conlleva un aumento en el riesgo de hemorragias graves, advirtió el investigador principal, Sean Zheng.
"Para una combinación de ataque cardiaco, ACV y muerte cardiovascular, se necesita tratar a 265 personas durante cinco años para prevenir un evento", dijo Zheng, miembro clínico académico de Hospital NHS Foundation Trust y del King's College de Londres, Al comentar los resultados, el profesor Stephen Evans, de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, dijo que el uso diario de aspirinas debe tratarse de forma individual en cada paciente.
“El mensaje para los pacientes sanos es que tomar aspirina tiene un pequeño beneficio para prevenir enfermedades del corazón, pero también puede provocar daños graves con hemorragias”, aseveró. 
¿Cuál es la conclusión? “Cualquiera que esté pensando en tomar aspirina para proteger su salud cardiaca debe hablarlo con el médico, planteó Donna Arnett, expresidenta de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y decana del Colegio de Salud Pública de la Universidad de Kentucky.
"Como la aspirina tiene este aspecto en cuanto al beneficio y el riesgo, no hay una respuesta sencilla sobre quién debería tomarla", señaló Arnett. Al diluir la sangre, la aspirina también aumenta el riesgo de hemorragia. Esto podría contribuir a úlceras sangrantes en el sistema gastrointestinal, o incluso a un ACV hemorrágico en el cerebro.
Como resultado, los expertos han limitado el uso de aspirina de dosis baja (usualmente de 81 miligramos) a personas que ya han sufrido un ataque cardiaco o ACV, o a las que tienen un mayor riesgo de dichos eventos.
"Todo depende de cómo el paciente valora la prevención de los efectos cardiovasculares [los ataques cardiacos y ACV] frente a hemorragias potencialmente graves [incluso intracraneales]", analizó Arnett.
Zheng y Arnett enfatizaron que este nuevo análisis se enfocó en personas sanas que nunca habían sufrido un ataque cardiaco ni un ACV.
Es de destacar que en argentina la aspirina que contiene menor cantidad de de droga ,acido acetil salicilico, es aspirina prevent que contiene 100 miligramos y la cafiaspirina contiene 500 mg acidoacetilsalicico y cafeina 50 mg es de destacar que Agentes de Propaganda medica denuncio que ambas drogas deben son peligrosas para pacientes que entre otras dolencias padecen hipertensión arterial , ulceras ,ACV .


Historial de Noticias

www.visitadoresmedicos.com  •  Copyright © 2012. All Rights Reserved  •  Webmaster Skill DG